2011/07/23

LA LENGUA DEL MINOTAURO

Dicen que las aguas se retiran durante los instantes que preceden a un maremoto. Esa desconcertante huida del mar debió ser lo que vieron los habitantes de la costa septentrional de Creta antes de que una gigantesca ola les engullera y destruyera totalmente todas sus construcciones costeras. Era el año 1700 a.d.A. (antes de Augusto). Habían pasado pocos minutos desde el estallido de Thera, una isla situada a 100 Km al N, reventada por los miles de toneladas de gas comprimido en su interior.

Aquella aterradora ola arrasó los palacios minoicos e hizo entrar a la isla en una nueva era, la que llamamos ahora Neopalacial, la de los nuevos palacios.

La catástrofre de hace 3700 años (probablemente inspiradora de la leyenda de la Atlántida) no provocó una ruptura en la tradición cultural: los palacios de Cnosos y Festos fueron reconstruidos y se inició la era más brillante de la Creta minoica. Destrucción regeneradora. Los palacios que se visitan hoy pertenecen a esa época.










Poco se sabe del origen de esta civilización. Su primera escritura, jeroglífica, está perfectamente representada en el Disco de Festos (hoy en el museo de Heraklion).



Posteriormente escribieron en lo que ahora se denomina escritura Lineal A (llamada así porque está compuesta de signos no reconocibles como representaciones de objetos)
Ambas escrituras permanecen indescifradas y por ello permiten todo tipo de especulaciones sobre la lengua que hablaban los minoicos de ésta lejana época: ¿lengua protohelénica?, ¿lengua semítica (palestina, fenicia..)?

¿En qué lengua hablaba el rey Minos a Dédalo, a su hija Ariadna o su hijo bastardo, el Minotauro?